Misión

La Asociación de Conyugues de los Diplomáticos Acreditados en Colombia fue fundada en el año 1957, por las esposas de embajadores y diplomáticos en general que estaban desempeñando su misión en Colombia, y contaron para su propósito con la colaboración de algunas distinguidas damas colombianas. Éstas se sumaron a la iniciativa y empezaron a reunirse como un grupo informal. Como era costumbre en aquel entonces, organizaron un costurero para ayudar a las obras sociales en el país.

Así siguieron por muchos años, haciendo eventos, promoviendo sus actividades a todo nivel, de manera informal. Cuando la organización creció y eran muchos los frentes de trabajo voluntario para atender, decidieron en 1992 proceder, con la ayuda de una abogada, a la elaboración de Estatutos y la obtención de la personería jurídica. El nombre que se le dio oficialmente fue “Asociación de Damas Diplomáticas” y así figuró durante varios años hasta que en el 2002 se decidió hacer una reforma de los Estatutos. Ya era destacado el hecho de que varias diplomáticas eran titulares del cargo y sus esposos podían pertenecer a la asociación. Fue así como se operó el cambio de nombre a “Asociación de Conyugues de Diplomáticos Acreditados en Colombia” o ACDAC.

Hoy día, la ACDAC es una asociación de participación voluntaria, apolítica y laica, sin fines de lucro, creada con el propósito de prestar apoyo a diferentes proyectos de asistencia social que beneficien a mujeres, niños, jóvenes y ancianos en las áreas vulneradas de Colombia.

A través de los eventos programados para el año, entre los cuales resalta el Festival Gastronómico en el mes de mayo/junio, la ACDAC recauda fondos que permiten realizar, desde el año 2012, el programa de premios “Solidaridad Internacional”, recompensa y fomento para el esfuerzo y dedicación de organizaciones y fundaciones colombianas que han llevado a cabo una gestión destacada a favor de personas desfavorecidas o en gran estado de vulnerabilidad.

Al mismo tiempo la ACDAC fomenta la amistad, integración y cooperación de las diferentes misiones diplomáticas y organismos internacionales con el pueblo colombiano, lo que hace posible nuestro trabajo de ayuda benéfica a los más necesitados, pudiendo así brindar dignidad y recursos a la vida de estas personas.